Seguridad en la nube: ¿Están a salvo tus datos con EviSane?

Pese a los incesantes avances tecnológicos, aún existen empresas y autónomos que reniegan de abandonar las técnicas de trabajo tradicionales. El papel y los documentos de escritorio siguen siendo las herramientas en las que muchas pymes se apoyan para sacar el trabajo diario adelante. Otros, en cambio, saben que su evolución pasa por abrazar las tecnologías de la información y los instrumentos que internet pone a su disposición. Actualmente, el más potente se encuentra en lo que se conoce como la nube, un paradigma que nos permite realizar innumerables tareas mediante una simple conexión a la red. La nube, por supuesto, nos permite el almacenamiento de datos asociados a nuestra cuenta. La pregunta que muchos se hacen es: ¿Dónde y quién guarda mis datos? En este post desvelaremos algunas de las incógnitas que esconde la seguridad en la nube.

El principal recelo que existe si hablamos de seguridad en la nube son los supuestos riesgos derivados de compartir nuestra información con terceros. Al utilizar un servicio en la nube, cada usuario facilita unos datos de carácter privado a la empresa proveedora. Esta, a su vez, contrata los servicios de un servidor online para almacenar los datos de todos sus clientes. De esta forma, estaríamos “contratando” un espacio privado de la red para guardar nuestros datos. Sin embargo, tanto usuarios particulares como entidades temen que, al usar plataformas de este tipo, sus datos puedan ser sustraídos y divulgados por piratas informáticos si no se aplican las medidas de seguridad necesarias.

Este miedo podría tener sentido en los comienzos de este tipo de entornos, en los que los consumidores no podían saber si todos los datos que se alojaban en la nube eran susceptibles de ser robados. Ahora sabemos que los entornos de «cloud computing» nos ofrecen herramientas para garantizar la seguridad de nuestros datos en la nube:

1. Contraseñas robustas y siempre secretas

La primera barrera que los piratas informáticos deberían sortear si quisieran robar nuestros datos sería nuestra contraseña. Con el paso de los años, los requisitos exigidos por las empresas de servicios en la red se han endurecido para que sus usuarios creen contraseñas complejas y difíciles de sortear. Desde EviSane, somos conscientes de la importancia de una contraseña privada y robusta, por lo que siempre te aconsejaremos que mezcles minúsculas con mayúsculas, números y símbolos para dar forma a tu clave de acceso a la plataforma.

2. Encriptación para una mayor seguridad en la nube

Si te decides a subir a la nube ciertos documentos sensibles y de vital importancia, la mejor opción es mediante la encriptación. Encriptar es un procedimiento empleado para proteger archivos mediante un algoritmo que desordena sus componentes, haciéndolo indescodificable si carecemos de su «llave». Numerosos servicios de internet encriptan diariamente nuestros datos personales y financieros para impedir su lectura en caso de un hackeo. EviSane utiliza un algoritmo de encriptado propio de alto nivel que protege todos los datos de tu empresa. Descodificarlos será tan sencillo como acceder a la aplicación con tu usuario y contraseña.

3. Las leyes europeas amparan a los ciberusuarios

En el caso de las aplicaciones desarrolladas en España o el resto de Europa, la existencia de leyes que regulan la protección de los datos de los cibernautas evitará que las empresas en la nube tengan como prioridad la simple expansión. El incumplimiento de los requisitos que permiten que la información de los usuarios permanezca a buen recaudo podría llevar a los proveedores del servicio a encarar consecuencias penales. Por ello, léete siempre las políticas de privacidad. En nuestro caso, EviSane cumple rigurosamente con la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD), una de las más estrictas y protectoras con los usuarios de la comunidad europea.

4. Adecuados sistemas de seguridad en la nube

Una herramienta que nos ayudaría a evitar riesgos de malware en nuestros dispositivos sería un buen antivirus. El uso y actualización de un software específico acorde a nuestras necesidades impedirá en gran medida cualquier agujero en la seguridad de nuestras cuentas. Al trabajar con plataformas del sistema operativo Linux, los servidores en la nube están exentos de los incómodos troyanos y virus que sí que amenazan con destruir nuestros documentos en los equipos convencionales. En EviSane estás a salvo, pues tus datos se almacenan cifrados en potentes servidores de alta seguridad.

Utilizar los servicios en la nube conlleva numerosas ventajas, de las que ya hablamos en una entrada anterior. Si tienes una empresa de control de plagas y sanidad ambiental y estás convencido en comenzar a trabajar en la nube, pásate por nuestra web y solicita una demo gratuita de nuestro software ERP EviSane. ¿A qué esperas para dar el salto?

Los comentarios están desactivados.

Descubre el mejor software para empresas de control de plagas y sanidad ambiental